Un zombie avanza despacio hacia una casa ubicada en el campo. El instinto primitivo que mueve a estos seres para buscar alimento, guía a la criatura al hogar en el que una familia, ignora por completo la amenaza que está a punto de tocar su puerta. El caminante continúa, pero algo lo alerta y hace que gire. Bum! Una filosa espada atraviesa su cráneo! El cuerpo del muerto viviente yace, ahora sí definitivamente inerte, en el césped y junto a él, la figura de un adulto Carl Grimes contemplando lo que acaba de hacer. Así empezó The Farm House.

The Farm House

Con esta imagen, el capítulo 193 de The Walking Dead causó la que sería una de las muchas sorpresas que tenía preparadas para sus lectores. Después del inesperado final de Rick Grimes, la historia saltó varios años en el futuro y nos mostró los frutos de la lucha que tantos personajes emprendieron por tantos años. La muerte de Grimes, de forma paradójica marcó el inicio de una nueva etapa en la historia. Una en la que los conflictos quedaron atrás y la amenaza de los zombies ha sido controlada. La sociedad emerge una vez más, con muchas cicatrices pero también con nuevas oportunidades. La mayor de las sorpresas fue el final. Definitivo, contundente, cerrando un trayecto largo para los personajes y para los lectores.

El rostro de Carl y la vida que ahora lleva son talvez las mejores analogías que puedo usar para explicar el giro que Robert Kirkman le dió a la historia del comic. Los sobrevivientes a ese terrible holocausto quedaron marcados, pero ahora todo lo que sufrieron quedó atrás. Este es un nuevo mundo.

Adiós!

No pretendo defender la decisión de finalizar el cómic de esta forma. Tampoco voy a criticar la dirección que Kirkman tomó en los últimos meses. Solo debo decir que al revisar lo que ha sucedido últimamente, de alguna forma esto se siente adecuado. Algunos sentimos que este final fue abrupto, otros lo habrán visto venir. Lo cierto del caso es que uno de los cómics más populares de la última década dijo adiós y a usted amigo o amiga que me lee, le dejo la tarea de valorar si este desenlace fue digno o no. Siendo The Walking Dead uno de los pocos cómics que he leído desde el principio hasta el final, termino diciendo que me siento complacido con la mayor parte de cosas que he leído. Espero que pronto Kirkman tenga más historias que compartirnos!

Terminamos!

Este es el final de The Walking Dead

Esto es todo, se acabo! Terminamos!

Estoy seguro que tienen millones de preguntas… Y estoy seguro que tienen muchas emociones al respecto, al igual que yo… si no es que más. Estoy completamente dispuesto a apostar que algunos hasta pueden estar molestos. Lo entiendo… de verdad que sí…

Después de haber leído The Farm House un par de veces, doy por cerrado este emotivo episodio de mi vida como lector de The Walking Dead. Creo que queda algo muy bien hecho, en su mayor parte, para aquellos que encuentren el cómic por primera vez. Espero que todos lo disfruten tanto como lo hice yo! Pero por favor, cuénteme! Qué les ha parecido este viaje en el que nos llevó Robert Kirkman? Si quieren aprovechan y me recomiendan algo más que leer para los próximos días!