Antes de su estreno, he sostenido que la tercera temporada de Stranger Things es, TAL VEZ, el evento televisivo más importante del año. Así es, por encima de la temporada final de Game of Thrones. Desde sus inicios la creación de los Hermanos Duffer para Netflix, ha sacudido ratings, desrozado récords y en esta nueva presentación, roto corazones.

Cuidado!

Voy a procurar no revelar ningún spoiler para aquellos que no han visto aún la tercera temporada de Stranger Things, pero debo advertirles que aún cuando estoy escribiendo existe la posibilidad de que no pueda controlar lo que comparto en esta nota. Si usted aún no ha visto ST3, talvez sea mejor que deje de leer y después regrese lea y me comparta sus impresiones.

Ya están advertidos! Para hacerlo rápido y no aburrirlos con una larga lista de defectos y virtudes, les voy a compartir las que considero las principales virtudes de esta nueva temporada de Stranger Things.

Elenco

El elenco ha sido uno de los pilares de esta serie desde su inicio. En esta temporada, más que en las anteriores, David Harbour, Winona Ryder, Finn Wolfhard y Millie Bobby Brown llevan el peso de la historia. Ojo a esto; no estoy tratando de señalar algo obvio, simplemente resalto el hecho de que sus personajes han crecido mucho (especialmente Hopper) y que esto se nota en la importancia que tienen en el desarrollo de los eventos a través de los ocho capítulos.

Personajes Secundarios

Lo genial de Stranger Things es que aunque tiene personajes claramente definidos como los principales, una porción importante de las otras figuras que aparecen en escena dan un paso al frente para asistir en el crecimiento de la tensión en muchos casos, agregar elementos que enriquecen en mucho la trama que vemos. Hay un par por ahí de quienes nos habría gustado ver un poco más, pero en términos generales esta nueva temporada cumple en ofrecer una elaborada narración que en mi opinión se ve muy beneficiada por el aporte de todos los actores involucrados.

Historia

Ahora sí, aquí particularmente tengan cuidado si no han visto aún la serie. Lo que se lleva el premio para mí es definitivamente la historia. El inicio de la tercera temporada de Stranger Things es un poquito lento, y eso creo que es uno de sus más interesantes atributos ya que no aburre. Hay detalles que no me gustaron del todo, decisiones creativas que tomaron con los enemigos de este año. Habiendo dicho esto, me sorprendió mucho el tratamiento que le dieron a la relación de algunos de los personajes. La forma en la que presentaron sus dinámicas ahora que son un poco mayores y como algunos empiezan a explorar sentimientos nuevo y como estas nuevas relaciones forman nuevos conflictos. La relación entre Eleven y Mike, Lucas y Max, Jonathan y Nancy y por supuesto entre Hopper y Joyce, son una muestra del crecimiento que los personajes han tenido no solo biológicamente, sino como personas. Todos han pasado por mucho juntos y hay lazos importantes que los unen y que también les sirven como barreras en algunos casos. El final fue devastador, la aparente partida de un personaje muy importante en las dos primeras temporadas fue impresionante. Y la despedida que vimos al final sumamente emotiva.

El episodio final de inicio a fin fue por mucho mi favorito!

Mención Final; Diseño de Producción

Termino rescatando otro aspecto muy positivo que creo que merece reconocimiento. Encuentro increíble la forma en la que el equipo de producción logra recrear la época de los 80 en la tercera temporada de Stranger Things. Desde el vestuario, pasando por la música y la ambientación, todo está diseñado para transportarnos tres décadas atrás. He escuchado algunas opiniones desfavorables en relación al uso de la música, pero esto fue para mi experiencia personal uno de los elementos que más disfruté. Excelente soundtrack que creo firmemente ayudó a comunicar el mensaje de la serie.

En fin, termino recordando con una gran emoción esta nueva temporada! Espero que la hayan disfrutado tanto como su servidor y que pronto, podamos compartir nuestras opiniones al respecto!