Tomemos un par de minutos para hablar de Terminator: Dark Fate, aprovechando que fueron lanzados unos nuevos posters. Les parece?

En el caso de Terminator, ponemos en la mesa de conversación un tema que se presta para que hablemos por horas. De la mano de James Cameron, las dos primeras películas (1984 y 1991) se convirtieron en íconos importantes de la cultura pop. Los posteriores esfuerzos por expandir la saga fueron paulatinamente reduciendo su calidad, hasta causar lo que muchos creían era un daño irreparable.

Hoy en día, estamos a las puertas de ver una nueva entrega en la que James Cameron regresa, esperamos que de forma triunfal, como productor junto al director Tim Miller. El solo hecho de la participación de Cameron ha provocado algo de optimismo en el ambiente, algo que abonado a la presencia de Miller (Deadpool) dirigiendo, ha caído bien. Pero es esto suficiente?

En teoría debería serlo, estamos hablando de la mente maestra alineada con un talentoso director. Dos elementos que se supone son los ingredientes que una buena receta necesita. Por otro lado, siento que aún existe algo de apatía, lo que evidentemente puede jugar un papel adverso en el plan del estudio. En esta nota, quiero expresar algunas cosas que creo que Terminator: Dark Fate debe hacer para que su regreso a la pantalla grande sea exitoso.

Debe entender que no basta con tener de vuelta a Hamilton

Con esto quiero dejar claro algo; no tengo ninguna duda de la capacidad de Cameron como creador, ni tampoco de la importancia que Linda Hamilton en el papel de Sarah Connor tiene para la historia. Mi punto es que hacer la presencia activa de Sarah Connor en el argumento es muy importante, pero no debe ser el aspecto fundamental en el que se base la historia. Terminator y Terminator: Judgement Day destacaron por tener una variedad de complicadas relaciones en las que todos los personajes tuvieron sus momentos destacados. Connor hizo falta, pero ella sola no puede cargar con el peso de la película.

He is back!

No podemos hablar de Terminator sin Arnold Schwarzenegger, simplemente es imposible. El rol del actor como el viejo Terminator es otro aspecto interesante, que también puede resultar un arma de doble filo. En Judgement Day vimos algunos tintes cómicos del personaje que lo humanizaron, pero que no lo ridiculizaron. Las siguientes entregas trataron de mostrar diferentes facetas del letal robot pero no lograron transmitir la misma intensidad que vimos al inicio de la saga. Es probable que Cameron tenga claro el concepto que debe usarse con este personaje en esta oportunidad, pero esto sigue siendo en mi opinión uno de los puntos de la historia a los que debemos ponerle mucha atención.

Humanos vs Skynet

Conforme pasa el tiempo y la tecnología avanza, claramente Skynet ha evolucionado y por lo tanto tendrá nuevas herramientas con las que pretende cumplir su misión. La raza humana hace lo propio y adquiere también medios para dar pelea. Grace (Mckenzie Davis) es uno de esos medios y, por lo visto en los trailers, tiene lo necesario para defenderse. Aún no podemos determinar el alcance de sus habilidades pero algo que esperaría de esta película, es que rescate la esencia de esa pelea entre humanos y máquinas en la que llevamos las de perder y aún así, contra todo pronóstico, de alguna forma sobrevivimos (si es que sobrevivimos).

Uso tecnología

La tecnología es otro aspecto con el que Cameron y Miller tuvieron que tener mucho cuidado. No hablo solamente de los efectos especiales (algunos de estos no se vieron tan bien en el trailer), sino de como planean usarla en la narración. Algo que me gustó mucho de las dos primeras películas es que no necesitaron escarbar mucho en el tema de los viajes temporales para vendernos la idea de su importancia. Es mi sentir que el principal atractivo de Terminator es esa espectacular lucha de los débiles contra sus opresores. Es esto algo que puede ser adornado, mejorado e impulsado por los efectos especiales? Claro que sí! Pero el abuso de este recurso puede terminar siendo una desventaja, sino pregúntele a George Lucas…

En fin, Terminator: Dark Fate es quizás uno de los retos más importantes en la carrera de Cameron. Casi 30 años después, tendremos la oportunidad de ver si él tiene lo necesario para revivir una saga cinematográfica que muchos amamos. Espero que así sea!

Muy probablemente hayan muchas cosas más que usted considere que Dark Fate debe hacer para que se convierta en un éxito. Por qué no se toma un par de minutos y comparte esas ideas en nuestra sección de comentarios?

Recuerden, Terminator: Dark Fate llega a salas de cine alrededor del mundo a partir del 1 de Noviembre!