El fin de semana anterior tuve la oportunidad de ver “de una sola sentada” la serie de terror “Marianne”. Esta producción francesa, original de Netflix, se estrenó el 13 de setiembre con muy buenas críticas. Pero antes de hablar de ella, les contaré que esta serie es creada, escrita y dirigida por Samuel Bodin; y es protagonizada por Victoire Du Bois, Lucie Boujenah y Tiphaine Daviot entre otros.

La historia va así

Emma Larsimom (Du Bois) es una exitosa escritora de novelas de terror, que pronto se da cuenta que uno de sus personajes parece haber cobrado vida. Hablamos de la bruja Marianne que, en su novela, hace la vida imposible a la heroína, Lizzie Lark. Al parecer, Marianne, ha poseído a una vieja mujer de su pueblo natal y comienza a atacar a la familia y amigos de Emma, con el fin de que ella siga escribiendo sobre la bruja.

Esto desata una lucha intensa entre el bien y el mal, removiendo cosas del pasado que pondrán a prueba a Emma y sus seres queridos. La serie se desarrolla entre el presente y “flashbacks que poco a poco nos van develando el porqué de todo lo que ocurre.

¿Por qué me gustó?

La historia está bien desarrollada, no hay trama complicada, ni enredos, o sea, es fácilmente digerible. La parte de terror, lo logra. El elenco consigue visualmente llevarnos al estado emocional en que se encuentran, los jumpscares son inteligentes y muy atinados en espacio y tiempo. La fotografía, la música y la edición se mezclan para crear un buen ambiente de terror.

El hecho de traer a colación el tema de una bruja en tiempos modernos, y darle sentido lógico es un punto alto, pues, los hechos que ocurren en el pueblo, fácilmente se le pueden achacar a la locura, a la psicosis sin ser relacionados con algo sobrenatural.

 

Si tuviera que criticarle algo a “Marianne” es que pudo resolverse en 6 episodios, pero ya sabemos que 8 es el standart. De momento es sólo una temporada de 8 capítulos, pero el final dejó la puerta abierta para una segunda entrega (te lo pedimos Señor).

Si no la han visto, lléguenle, vale la pena, los episodios rondan entre los 32 y 57 minutos, pero se van volados. Acá les dejo el tráiler para que se emocionen: