Qué hay de nuevo viejo? Muchos recordamos estas palabras y con ellas, los divertidos conflictos que Bugs Bunny sostuvo con Elmer Fudd o Yosemite Sam por mucho tiempo. No es difícil sonreir cuando revivimos las ingeniosas medidas que Bunny implementó para salir airoso de esas broncas. Esos eran buenos tiempos gracias a los Looney Tunes!

Años atrás, la inocencia de la audiencia no daba lugar a algo más que soltar una buena risa. Fudd o Sam estaban armados, decididos y convencidos por acabar con Bugs, pero él era demasiado inteligente para ellos. Todos estos momentos eran de los mejores que como pequeños disfrutamos en las salas de nuestras casas. Solo necesitábamos ver el logo de Warner Bros, escuchar la singular música de entrada y ya estábamos listos para divertirnos, sin ningún prejuicio, por algunos minutos.

No hay armas, pero sí ¨violencia caricaturesca¨

Pero algo pasó y con el tiempo, las cosas han cambiado y ni siquiera Bugs ha podido evadir a un rival cuyo poder ha demostrado ser más grande del que imaginábamos; el miedo. Los Looney Tunes están de vuelta, esta vez en HBO Max, y los tiempos actuales y toda la locura que el mundo actual arrastra, también han tenido su efecto en nuestros queridos personajes.

Esta semana fue confirmado el aviso que en esta nueva presentación de Looney Tunes, ni Elmer Fudd ni Yosemite Sam portarán las características armas que los acompañaron décadas atrás. Un cambio significativo ya que estamos hablando de un cazador y un pistolero…

La noticia fue confirmada por Peter Browngardt, quien es el principal responsable detrás de la producción de la nueva versión animada;

No vamos a usar armas. Podemos hacer violencia caricaturesca, TNT, las cosas de Acme. Todo eso lo heredamos.

Las reacciones no tardaron en llegar. A través de redes sociales hemos visto a un importante segmento de la audiencia quejarse de esto, calificando la decisión como algo fuera de lugar y sin ninguna justificación.

Una necesidad o un error?

Antes de continuar quiero hacer una aclaración; no soy psicólogo, ni especialista en criminología, ni en ninguna especialidad relacionada. Lo que voy a decir lo hago como fan; estos cambios son un error.

No pretendo glorificar la violencia, ni mucho incentivar el uso de armas. Los Looney Tunes tampoco, al menos no es ese el mensaje que yo recibí de niño y me atrevo a asegurar que tampoco fue lo que muchos de mis amigos interpretaron después de horas y horas acumuladas viendo a estos personajes hacer de las suyas.

Qué es lo que está pasando con nuestra sociedad actual? Cómo es que llegamos al extremo en el que inclusive un producto animado, hecho para niños, es sometido a tales niveles de control? Cómo es que, citando un ejemplo de esta nueva versión, alguien interpreta que no es correcto mostrar a un personaje animado, portar un rifle pero sí perseguir a un animal con una hoz?

Estamos proyectando la responsabilidad de educar, de dar un ejemplo, de formar en un programa de televisión, para evadir nuestras propias tareas como los encargados de criar a los más pequeños? O sea, estos ¨ajustes¨ en la naturaleza de un programa no son el fin del mundo, pero qué significan realmente? Hemos llegado a tal punto de agresividad que ya ni siquiera los productores de un show para niños confían en nosotros?

No quiero hacer esto muy largo, pero quisiera terminar expresando mi preocupación porque siento que el problema no es el programa. El mayor problema es la audiencia a la que está dirigido; una audiencia cuya humanidad es tan frágil que ahora hasta un rifle animado puede hacer que desaparezca.

Eso es todo amigos!

 

Cuénteme cuál es su opinión sobre este tema! Por favor visite nuestra sección de comentarios y no olvide también darse una vuelta por nuestras redes sociales!