Es curioso como un evento en particular puede provocar otras tantas experiencias agradables. Eso fue lo que nos pasó esta semana gracias al talento de Robin Williams. Hace un par de días les hablamos del documental que HBO preparó sobre el actor, esto nos puso a repasar un poco el trabajo de Williams. En ese viaje re descubrimos una excelente película que queremos compartir con ustedes! La recomendación de la semana es Awakenings.

Junto a Williams, participa en esta película Robert De Niro. Ambos realizan un trabajo tan espléndido, emotivo! Awakenings es una película para disfrutar con calma y que nos sirve para recordar el enorme talento que Williams tenía para actuar, y no hablamos solo de comedia.

Sinopsis

La película trata sobre la historia del doctor Malcom Sayer, un médico que durante toda su carrera se ha dedicado a la experimentación con lombrices. Consigue un trabajo en un hospital de la ciudad de Nueva York, donde comienza a tratar con pacientes en estado catatónico. Un día observa que una de sus pacientes coge sus gafas instintivamente antes de que éstas caigan al suelo. En ese momento comienza a investigar sobre la enfermedad y a formular hipótesis sobre sus posibles causas, pero principalmente sobre su tratamiento.

En este punto se le presenta un nuevo problema: el escepticismo de sus colegas y los familiares de sus pacientes con respecto a su teoría de que estos pacientes tienen posibilidades de volver a vivir y que su enfermedad consistiría en un mal de Parkinson agravado.Entre sus diversas investigaciones, se familiariza con un nuevo fármaco, la L-dopa, que se utiliza para el tratamiento del Parkinson, y decide probarla con uno de sus pacientes, Leonard Lowe.

Tras muchos intentos fallidos, una noche Leonard despierta. A partir de entonces, el doctor recibe la aceptación de colegas y familiares de los afectados, y también su ayuda económica, gracias a lo cual puede comenzar a tratar a todos sus pacientes con esta droga. Los problemas aparecen de nuevo cuando Leonard, el primer paciente tratado con L-dopa, vuelve a desarrollar los síntomas de la enfermedad, y tanto el doctor como sus pacientes y sus familiares se ven profundamente afectados.