Este día quiero compartir con ustedes una de las películas más impactantes del año 2014. La recomendación de la semana es Fury, protagonizada por Brad Pitt y a mi humilde parecer muy bien dirigida por David Ayer.

Cada vez que veo esta cinta me enfrento al mismo dilema, ya que no puedo escoger qué es lo que me sorprende más. Las interpretaciones del elenco son excelentes; muestran la forma en la que la guerra puede cambiar la naturaleza de aquellos que participan en ella. Las imágenes son impresionantes y nos dan una descripción cruda de los horrores que se viven durante una batalla, o al menos nos ayudan a imaginarlos.

Algo que me gustó mucho de Fury es que durante un buen tramo de la película, por ejemplo a mí me cuesta mucho decidir si los personajes me caen bien o me caen mal. Todos ellos, a su manera exponen algunas de las características más odiosas del ser humano y justo cuando estoy listo para decir que son malas personas, dicen o hacen algo que me hace cambiar de opinión.

Después de Training Day, creo que esta es la mejor película de Ayer. Por esta razón le recomiendo que se tome el tiempo para verla, vale la pena!