Durante las últimas semanas, la industria del cine y televisión se ha visto fuertemente sacudida por una inmensa ola de reportes de abuso sexual por parte de directores, actores, productores. Ya son varios los nombres de personas importantes que se han visto acusados de conductas abusivas por parte de colegas, lo que ha generado una serie de movimientos, acusaciones, despidos e inclusive, procesos legales contra aquellos que han sido señalados.

El alboroto que se ha creado no parece terminar, más bien siguen apareciendo cada vez más personas que alzan su voz para denunciar algún acto de abuso por parte de alguien más. La bella actriz Gal Gadot, es una de las más recientes en expresarse al respecto y lo ha hecho de una forma fuerte.

De acuerdo a un reporte hecho por los colegas de Page Six, la protagonista de Wonder Woman no piensa participar en la secuela a menos que los señores de Warner Bros. separen completamente del proyecto al productor Brett Raner. 

Raner también ha sido acusado por actrices como Olivia Munn y Natasha Henstridge, de cometer actos de acoso sexual en contra de ellas. A pesar de que el productor ha negado tales acusaciones por medio de su abogado, la naturaleza de las acusaciones y la prioridad que este tema ha alcanzado últimamente, ha provocado que Warner Bros. paulatinamente se desligue de sus relaciones con Raner y su compañía. 

Según la fuente, Gadot ha dicho que no va a firmar para Wonder Woman 2 a menos que el estudio separe completamente a Raner, de forma que él no pueda beneficiarse de la película. Parece que la actriz está completamente decidida a mantener su posición.

La velocidad con la que este tema ha escalado, nos hace suponer que pronto habrá algún tipo de anuncio al respecto.