En los últimos días han surgido algunas notas relacionadas con Justice League que han despertado el interés de un sector de la audiencia. Primero, se ha informado que hay en dos ocasiones un grupo de fans recibieron la oportunidad de echarle un vistazo a la película y que un alto porcentaje de las personas que la vieron la describieron como algo épico.

Por otro lado se ha rumorado que la versión que vamos a ver en el cine, NO va a incluir a los personajes Lex Luthor ni Iris West. Hemos visto algunos editoriales refiriéndose a estos temas, además de otras publicaciones que han indicado que la película dura aproximadamente dos horas y media y otros detalles relacionados sobre la cinta. 

Como ustedes saben nosotros siempre hemos admitido ser seguidores de DC Comics, y por esa razón nunca hemos ocultado nuestra emoción por las películas del DCEU. Lamentablemente debemos admitir que nuestra emoción y la de muchos fans alrededor del mundo no ha sido correspondida de forma adecuada, debido a algunos problemas con las producciones de Warner Bros.

Por supuesto queremos ver una gran película de Justice League, tanto como queremos ver excelentes películas en el MCU, Fox, Sony, etc. Gracias a Wonder Woman ya sabemos que los señores de Warner Bros sí tienen la capacidad para hacer buenas producciones, por lo que recientemente nuestro optimismo por Justice League ha subido un poco más, aunque todavía hay factores que nos preocupan un poco. Si lo tienen a bien, vamos a hablarles de ellos.

El primer obstáculo que la película debe vencer es uno de los más difíciles; superar la apatía que la presencia de Zack Snyder en el DCEU ha provocado entre los fans. Si bien es cierto, la llegada de Joss Whedon le ha dado una mejor espina a algunos de los detractores de la película, el tono oscuro que Snyder le dió a MOS y BvS no fue tan bien recibido por muchos fans, de los cuales muchos aún creen que se mantendrá y seguirá afectando de forma negativa cualquier producción en la que él o su esposa participen. Esto no es una certeza, ya que la familia Snyder estuvo muy involucrada en la creación de la historia de Wonder Woman y esta resultó ser un éxito. Sin embargo debemos admitir que la libertad que Patty Jenkins tuvo para trabajar ayudó mucho en la creación de un producto muy diferente y que, a este día, sin ninguna duda es lo mejor que el DCEU nos ha ofrecido.

W.B tendrá que realizar un esfuerzo importante por revertir la impresión que la audiencia tiene y conseguir vender una imagen más optimista de lo que se viene a corto y mediano plazo.

Ahora la película en si, tiene que atender varios temas importantes. Si nos regresamos por un momento a Dawn of Justice, algo que afectó mucho su recepción fue la enorme cantidad de elementos que se incluyeron en la historia y que terminaron por saturar un poco la película. La versión extendida de tres horas de duración ofreció una visión más clara de lo que quiso hacer Snyder, pero incluir elementos de the Dark Knight Returns, La Muerte de Superman y de los inicios de Justice League no funcionó tan bien como ellos esperaban. Obviamente Justice League debe continuar la historia que su predecesora empezó y corre el riesgo de cometer un error similar; tenemos por un lado la historia sobre el origen de la liga (que aparentemente tendrá algunos elementos de Justice League War), y por otro lado también la película tendrá que narrar parte de la historia sobre el regreso de Superman.

A menos que los trailers que hemos visto hasta ahora estén ocultando mucha más información, es probable que no veamos elementos importantes sobre el regreso del Hombre de Acero (Superboy, Steel, Cyborg, Erradicator), algo que podría causar el mismo efecto en la historia de esta nueva película, que si trata de explicar mucho rápidamente, corre el riesgo de sufrir de una edición brusca. Tendremos que esperar y ver que sorpresa nos prepararon Snyder y Whedon en este caso.

El tono oscuro del DCEU fue, hasta la aparición de Wonder Woman, un gran problema. Los trailers han tratado de mostrar un tono más optimista, pero es muy importante que Justice League se distancie de otras películas y no siga exactamente el mismo camino que otros estudios han escogido. Aunque las películas de W.B necesitan de un poco más de humor, esperamos que para J.L hayan seguido el ejemplo de Wonder Woman, que por mucho destacó por su edición y buen gusto a la hora de incluir elementos cómicos en su narración. 

Resumiendo; Presentación, ejecución y forma. Sea lo que sea, nosotros nos contamos dentro del grupo de optimistas, pero W.B debe hacer algo para revertir esa percepción negativa que se siente en un porcentaje alto de la audiencia. Joss Whedon, esperamos que haya podido aportar su experiencia para terminar de pulir la película y regalarnos algo que sea narrado de una forma más ordenada. Y para terminar, esperamos que a la vez mantengan su filosofía de trabajo y no traten de copiar nada de lo que haya hecho otro estudio, al menos no en exceso.

Justice League se estrena en salas de cine a partir del 17 de Noviembre del 2017.