La reciente pérdida de Chester Bennington ha causado un impacto entre muchos. Algunos de los que lean esta nota y que tal vez compartan una edad similar a la nuestra, crecieron escuchando Bennington al frente de Linkin Park y jamás imaginaron el triste desenlace que tendría la vida del músico.

Nos estamos uniendo a la voz que hoy miles de personas levantan alrededor del mundo primero para recordar a Chester, quien para muchos fue parte de su juventud a través de su música; y segundo también para crear consciencia sobre un tema que lamentablemente es una realidad que debe atenderse; la depresión es una amenaza y no puede tomarse a la ligera.

Obviamente nunca vamos a saber las condiciones exactas en las que Bennington murió y aunque ya se ha confirmado que fue un suicidio, lejos de tratar de crear morbo sobre este tema, como miembros de una comunidad que desea fomentar una vida alegre por medio del entretenimiento, sentimos que es importante que tomemos ejemplos como este para reducir al máximo las posibilidades de que algo así ase de nuevo.

Bennington fue una persona que tuvo muchos problemas relacionados con el consumo de drogas y la depresión, libró una batalla difícil contra una condición que es dura de enfrentar y que requiere que la persona afectada reciba ayuda, pero que también esté dispuesta a pedirla. Chester fue un amigo cercano a Chris Cornell, quien recordamos hace poco también se quitó la vida, y al parecer esto tuvo un impacto fuerte en el cantante de 41 años de edad. Pareciera que fueron varias las cosas que conjugaron para que el día de ayer (el día en que Cornell habría cumplido 53 años) Chester decidiera tomar una decisión tan difícil. Cualquiera que haya sido el motivo principal, lo cierto del caso es que hay un antecedente de depresión y dolor que no fue debidamente atendido, en una de sus últimas presentaciones de Linkin Park, la banda interpretó One More Light; y hoy con un contexto más claro después de haber visto lo que pasó es fácil detectar la tristeza detrás de las palabras del cantante.

If they say
Who cares if one more light goes out?
In the sky of a million stars
It flickers, flickers
Who cares when someone’s time runs out?
If a moment is all we are
Or quicker, quicker
Who cares if one more light goes out?
Well I do

Amigos no estamos compartiendo esta nota con la intención de ganarnos unas cuantas visitas más en la página, la compartimos con el deseo de ayudar a que este mensaje se comparta y que todos como conjunto le demos la importancia a la luz que cada vida representa, al tiempo que cada uno tiene. Queremos recordar la vida de Chester; su luz, el tiempo que estuvo entre nosotros rockeando! Pero de nada sirve hacer eso si cada uno de nosotros no pone de su parte para que nuestra propia luz y nuestro propio tiempo sean de provecho y para poder compartir esas vidas con las personas que tenemos alrededor. En un cielo lleno de millones de estrellas, todas ellas son diferentes, una y cada una de ellas es especial, así que tomemos el tiempo necesario para darles el valor que tienen y cuidemos de esa gran variedad de luces. Vale la pena….