Corría el año 1997 y Barry Sonnefeld nos reveló algo impactante; existía en el planeta Tierra una organización conocida como Men in Black que se encargaba de vigilar la presencia de extra terrestres y de mantener su presencia oculta de todos los seres humanos.

La película fue la primera de una trilogía que contó con la presencia de Will Smith y Tommy Lee Jones, quienes tuvieron una química muy particular y lograron ofrecer unas actuaciones entretenidas. Para muchos fans, esta es la mejor de las tres películas de la saga.

Men In Black está basada en un cómic del mismo nombre, con el cual tuvo algunas diferencias curiosas;

El agente J es blanco.
Los Hombres de Negro gobiernan el mundo, y no son solo una agencia secreta.
Se encargan de reprimir toda actividad paranormal en general, no solo extraterrestres, incluyendo mutantes y demonios.
El Neuralizador en la película es un dispositivo en forma de linterna que induce al testigo a un estado hipnótico, pues los Hombres de Negro utilizan medios mucho más oscuros en contraste con la película (como la intimidación e incluso el homicidio de testigos).

Con un presupuesto de aproximadamente $90 millones, Men in Black tuvo un rotundo éxito recaudando $589 millones alrededor de todo el mundo!